miércoles, 16 de julio de 2008

La inacabada de Wand: un prodigio

Me había avisado hace tiempo mi amigo Ángel Carrascosa, pero hasta ahora, aprovechando una estupenda oferta de TDK en FNAC, no me había hecho con este DVD. Tenía razón: he aquí una Inacabada de Schubert realmente prodigiosa. Günter Wand ya tenía con la misma orquesta, la de la NDR, una interpretación seis años anterior realmente atractiva: extrovertida, rebelde y claramente dramática, de gran sinceridad, aunque no especial vuelo lírico. Pero entonces se echaba de menos un punto de concentración por parte de la batuta, no todo lo lírica que debiera, así como un trabajo orquestal algo más pulido.

En esta otra interpretación, la del 8 de julio de 2001, un Wand ya muy anciano y en claro deterioro físico consigue por el contrario el más portentoso equilibrio entre belleza apolínea y fuerza dramática. Lo consigue construyendo una perfecta arquitectura que no cae en la rigidez, dotando a la obra de todo su sentido filosófico sin resultar gótico ni excesivamente romántico, y desplegando un aliento lírico que puede parecer frío pero que en realidad es más bien descorazonador. Contribuyen a la excelsitud de los resultados el fraseo evocador y punzante de los magníficos solistas de clarinete y oboe.

La Novena de Bruckner que ocupaba la segunda parte del concierto es asimismo muy atractiva, tratándose de una interpretación en conjunto muy notable, dramática y sincera, muy alejada de lo meramente contemplativo, de lo pseudomístico y de lo blando, pero que se resiente de una relativa falta de vuelo lírico y emotividad, sobre todo en el tercer movimiento, y de diversas pifias de una orquesta que no siempre está a la altura. En cualquier caso, el Schubert obliga a hacerse con este DVD.

No hay comentarios: