jueves, 4 de junio de 2009

La italiana en Argel, La Arcadia en Jerez

Se estrena hoy (sin la presencia de ese genial cantante y actor que es Carlos Chausson, que ha vuelto a cancelar en Jerez por enfermedad) La italiana en Argel, una nueva producción del Teatro Villamarta que se ofrece bajo la dirección de Gustavo Tambascio y Álvaro Albiach. Una combinación, por cierto, de lo más explosiva: prometo mi ausencia, aunque me hubiera gustado escuchar a la excelente Nancy Herrera.

Me pregunto qué ocurrirá con la crítica que aparecerá pasado mañana en el Diario de Jerez, porque la del reciente Falstaff era bastante peculiar. Fue colocada en el foro "Una noche en la ópera" por "Remontina", un operófilo -profesional de la medicina- que es mano derecha del presidente de la asociación cultural La Arcadia, José Luis de la Rosa. Pueden leerla en el siguiente enlace.

La firma un tal "R.D.", pseudónimo que ya ha aparecido unas cuantas veces en el diario jerezano. No hay que ser muy listo para darse cuenta que "R.D." no es otro que el propio de la Rosa, quien firma -con su verdadero nombre- las críticas de los espectáculos musicales no operísticos del teatro. Le delatan, entre otra cosas, su inconfundible manera de ubicar las comas (es decir, su "personalísima" manera de redactar en castellano) y, sobre todo, sus elogios indiscriminados a todos cuantos participan en la producción. Esto es, a sus compañeros.

No está de más recordar que De la Rosa, aparte de dirigir la asociación y de editar (sin cobrar e invirtiendo mucho esfuerzo, todo hay que decirlo) los libretos que ellos mismo ofrecen de manera gratuita con el apoyo de Diario de Jerez, es miembro del Coro del Villamarta desde su creación y, por ende, canta en la gran mayoría de las producciones. Lo hizo en la de Falstaff, sobre la que escribió lo siguiente: "El Coro del Teatro Villamarta aparece solo al final del segundo y del tercer acto en una breve pero lucida actuación que resultó ejecutada tanto vocalmente como escénicamente de manera solvente."

De la Rosa es asimismo pareja de la regidora habitual de las producciones del Villamarta, Carmen Guerra, a quien el anterior responsable del teatro -Francisco López- le ofreció el cargo hace años. Por aquél entonces De la Rosa llevaba ya mucho tiempo escribiendo críticas extraordinariamente elogiosas
sobre casi todos los espectáculos que se veían sobre el escenario jerezano, críticas con frecuencias rematadas con alabanzas diversas a la labor del equipo directivo del teatro. Ahí están las hemerotecas para comprobarlo.

Lo que hasta aquí he expuesto son datos objetivos y perfectamente verificables. Y que conste que no he emitido ningún tipo de juicio sobre el asunto: eso, que lo hagan los lectores y que saquen sus propias conclusiones sobre ese "buen ambiente" que, se dice, rodea a las producciones líricas del Villamarta. Arcadia pura.