viernes, 10 de octubre de 2014

Segunda de Mahler por Mehta en Viena

Como aún sigo sin poder escuchar música en condiciones, y por ende son pocos los discos que pasan por mi equipo, permítanme que recupere algunas notas sobre otros Blu-ray audios editados por Universal que tengo desde hace tiempo. Hablé en la entrada anterior sobre la Novena de Dvorák a cargo de Fricsay. Ahora lo hago sobre la Segunda de Mahler grabada por Zubin Mehta en febrero de 1975 frente a la Filarmónica de Viena. Christa Ludwig e Ileana Cotrubas son las solistas.

Mahler 2 Mehta Decca vinilo

Hay que admirar los resultados, sin duda, aunque teniendo en cuenta que no se trata de una interpretación personal, ni creativa, ni particularmente inspirada. Por eso mismo pueden echarse de menos un mayor sentido trágico y mayor tenebrosidad en el primer movimiento; mayor sensualidad digamos que “amorosa” en el segundo; un más desarrollado sentido de la ironía en el tercero; y un sentido visionario más desarrollado en el tan dilatado como espectacular final. Lo que nos ofrece el maestro indio, a la postre, es una lectura directa, sincera, extrovertida más no superficial, por completo carente de retórica, sin rastro de amaneramiento, realizada de un solo trazo y dicha con enorme intensidad, además de con apreciable concentración en determinados momentos clave: a destacar cómo Mehta hace frasear al coro –el de la Ópera de Viena, mejor que otras veces– en sus primeras intervenciones, haciendo adquirir los silencios un relieve verdaderamente mágico.

Ni que decir tiene que la orquesta está excelsa, sobresaliendo como siempre unos violonchelos de hermosísimo sonido que se lucen particularmente en el segundo movimiento. Estupenda la Ludwig, muy emotiva, e impresionante en lo canoro la Cotrubas, además de emocionante; pero también (¿lo van imaginando?) un pelín llorona.

Mahler Mehta Bluray audio

El Blu-Ray audio no disimula las relativas carencias de la grabación original, si bien permite un gran desahogo en el final, que es donde más se luce este sistema. Por cierto, recoge con precisión los empalmes de la cinta y el ruido del tráfico alrededor de la Sofiensaal vienesa. Lo que no tengo muy claro es que la diferencia con el CD de la colección Decca Legends sea grande. En cualquier caso, hay que tener esta grabación en la discoteca. Diría más: es la opción número uno para quien se acerque a la obra. Para doctorarse en ella, ahí están Klemperer (las dos grabaciones editadas por EMI) o Bernstein (la de la London Symphony, preferiblemente). Y no se olviden del primer movimiento de Solti en Chicago.

1 comentario:

Rafael Bellón dijo...

Solti con Londres en el 66 también mola, ¿no? ¿Qué te parece el ciclo ochentero por antonomasia, Ozawa con Boston (aunque intuyo que tú eres más de Haitink)? También está bien la remasterización de Walter:

https://www.discogs.com/Bruno-Walter-Gustav-Mahler-New-York-PhilharmonicWestminster-Choir-Symphony-No-2-Resurrection/release/3981515